Océanos Contaminados Con Mercurio Por El Hombre

Océanos Contaminados Con Mercurio Por El Hombre

COMPARTIR
oceanos-mercurio

En gran parte de los océanos del mundo, los niveles de mercurio metálico son el doble o triple de lo que eran antes de la revolución industrial, según un nuevo estudio.

Los investigadores encontraron que hay más mercurio de origen humano – sobre todo por la quema de combustibles fósiles y la minería de oro – del que los científicos pensaban.

El estudio evaluó el mercurio inorgánico, el cual al mezclarse en los océanos se convierte en el tóxico metilmercurio que se encuentra en pescados y mariscos. Cuando las mujeres embarazadas, las madres lactantes y los niños pequeños comen demasiados mariscos contaminados con metilmercurio, hay un mayor riesgo de problemas para el sistema nervioso en el niño en desarrollo.

Los nuevos resultados no proporcionan ninguna conclusión inmediata sobre el consumo de pescado, dice Carl Lamborg del Instituto Oceanográfico Woods Hole en Massachusetts. Su estudio  fue apenas publicado en la revista Nature.

“En todas partes del planeta existe contaminación con mercurio hasta cierto punto”, dijo.

El estudio encontró que la concentración de mercurio varía dependiendo la profundidad, generalmente más alta en la superficie y nivel medio en aguas profundas. Aún así en el Atlántico Norte, altas concentraciones  se han registrado incluso a profundidades de 1000 metros.

En general, los niveles de mercurio intermedios entre la superficie y 100 metros de profundidad fueron más del triple de lo que fueron en la era preindustrial, dijo Lamborg. Entre 100 y 1,000 metros de profundidad, fueron de aproximadamente el 150 por ciento más que los niveles de hace un siglo. Y  alrededor del 10 por ciento en profundidades superiores a los 1,000 metros, excepto en el Atlántico Norte.

Casi las dos terceras partes del mercurio en los océanos del mundo generado a partir de fuentes hechas por el hombre,  se encuentra en la capa superficial de 1,000 metros de profundidad, el estudio reveló.

El estudio es importante y ayudará a los científicos a entender cómo el mercurio llega, finalmente, a la cadena alimenticia marina y a nosotros, dijo el profesor de la Universidad de Michigan en Ciencias de la Tierra Joel Blum.