Millones de criaturas marinas morirán por explosiones sónicas

Millones de criaturas marinas morirán por explosiones sónicas

COMPARTIR
ballenas varadas

Millones de personas están furiosas porque los derechos para la explotación en el Océano Atlántico occidental han sido entregados a las grandes petroleras.

El 16 de julio, el gobierno de Obama aprobó el uso de cañones sónicos en el Océano Atlántico occidental. Millones de criaturas marinas morirán insensatamente por explosiones sónicas incesantes a lo largo de la costa este de Estados Unidos como a medida que las petroleras más grandes del mundo escavan para sacar más gases que atrapan el calor.

El derrame de BP Deepwater Horizon se erige como un recordatorio terrible a los estadounidenses de los efectos mortales de un desastre de petróleo y gas en alta mar. Cuatro años después de esta tragedia horrible el Golfo de México sigue siendo terriblemente enfermo. Foto: eoearth.org
El derrame de BP Deepwater Horizon se erige como un recordatorio terrible a los estadounidenses de los efectos mortales de un desastre de petróleo y gas en alta mar. Cuatro años después de esta tragedia horrible el Golfo de México sigue estando terriblemente afectado. Foto: eoearth.org

Los estallidos sónicos de los sistemas de ecosonda multihaz son conocidos por causar varamientos masivos de cetáceos (ballenas y delfines).

ballenas varadas
En 2008, ExxonMobil Exploration y sus socios usaron cañones sónicos mientras que realizaban prospecciones de gas en alta mar al noroeste de Madagascar. Causaron que 100 ballenas cabeza de melón vararan de forma masiva. Esas horribles explosiones sónicas hacen añicos sus tímpanos. Foto: scienceworldreport.com

En la primavera de 2012 más de 900 delfines y marsopas negras fueron arrojados a las costas peruanas en un evento de mortalidad masiva. Los funcionarios del gobierno declararon que los delfines murieron por causas naturales, supuestamente ‘morbilivirus’, lo  cual no convenció a  varias personas.

El grupo ecologista Orca Perú llevó a cabo 30 necropsias en tres expediciones distintas. Lo que descubrieron fue realmente perturbador y contrario a la afirmación de la ministro de Producción de Perú, Gladys Triveño, en Radio Programas donde declaró que “la muerte de los delfines no fue causada por ninguna actividad humana.”

delfines varados en perú
Frente a la costa de Perú, debido a la producción de petróleo en el campo de Corvina y Albacora de BPZ Energy, de hecho, se llevaron a cabo una serie de poderosas pruebas sísmicas en el primer semestre de 2012 Foto: surbound.com

Los científicos de Orca Perú descubrieron que los delfines y las marsopas que examinaron mostraban sangrado en sus oídos medios, así como los cráneos fracturados. Además, pulmones, hígados, estómagos, vejigas, la piel, el bazo y la grasa todos mostraban burbujas de gas. Esas burbujas causaron una destrucción masiva de los tejidos. En  lenguaje científico revelaron que sufrieron de enfisema pulmonar agudo, o, lo que los buzos conocen como la enfermedad de descompresión. No hubo evidencia de ningún tipo de morbilivirus en cualquiera de las 30 necropsias.

ecocidio
Este ecocidio desquiciado a lo largo de la costa este de Estados Unidos corre el riesgo de matar a las últimas 400 ballenas francas glaciales. Foto: listenforwhales.org

 

Cada 10 segundos, sin parar, durante un par de meses, las explosiones sónicas a 252 decibeles romperán los tímpanos de todas las criaturas del mar.

Cada mes, el equivalente a 241,920 granadas rugirán en el océano atlántico occidental.

ballena
Con más de 30 metros de largo, para el momento que este ‘cola azul’ desaparezca de la superficie en una inmersión profunda, será más lejos de lo que la mayoría de los buceadores se han aventurado alguna vez, en el abismo etéreo. Foto: rucool.marine. rutgers.edu

Ballenas, delfines, tortugas marinas, tiburones y  los atunes del atlántico occidental en peligro crítico,  morirán a causa de un dolor insoportable.

Es irritante y doloroso que el Departamento de Interior y la Oficina de Gestión de Energía Oceánica predigan las muertes colaterales y/o daños de millones de criaturas del mar como un resultado incidental. En cambio sus políticas favorecerán el calentamiento del planeta y en el proceso destruirán muchas más formas de vida.

Es hora de poner fin a la guerra contra la naturaleza y protegerla, no saquearla.

 

Referencia: Huffington Post