Las Libélulas Pantala Rompen el Récord En Migración

Las Libélulas Pantala Rompen el Récord En Migración

COMPARTIR
Libélula pantala flavescens

 

Mientras que es impresionante que una criatura tan frágil como la mariposa monarca pueda viajar 4,000 kilómetros en cada sentido durante su migración anual, el título que ostentaba la icónica mariposa para la migración de insectos de mayor distancia, acaba de ser usurpado. Con apenas una pulgada y media de largo, la libélula Pantala flavescens va un paso más allá, volando a través de continentes y océanos.

Las libélulas Pantala se encuentran en todo el mundo. Desde hace tiempo se sospechaba que podrían estar migrando entre la India y África a través del Océano Índico, pero un estudio genético publicado en PLOS One responde a la pregunta. Los biólogos analizaron muestras de varios continentes para descubrir que tan estrechamente relacionadas se encontraban las libélulas; y fueron sorprendidos por los resultados.

No es sólo que algunas libélulas Pantala migren una larga distancia de aquí para allá, sino más bien que la población de Pantala en todo el mundo es una reserva genética gigante, y los individuos de todos los rincones del mundo se están cruzando libremente. Libélulas de los Estados Unidos podrían estar criando con las libélulas japonesas que podrían ser crías de libélulas guyanesas que a su vez podrían ser crías de libélulas de América del Sur. Y supongo que entienden la idea. Esto contrasta con otras especies de libélulas que nunca se salen de la laguna donde han nacido, apenas viajando unas pocas decenas de metros en todas las direcciones durante su vida.

Libélula migratoria

¿Cómo es posible que un insecto tan pequeño pueda viajar distancias tan largas? ¿Cómo pueden lograr migraciones transcontinentales, una hazaña impresionante incluso para las grandes aves migratorias?

“Estas libélulas tienen adaptaciones tales como una mayor superficie en las alas lo cual les permite utilizar el viento para transportarlas. Ellas aletean durante un tiempo y luego se deslizan por períodos largos, gastando cantidades mínimas de energía mientras lo hacen”, dijo Jessica Ware, profesora asistente de biología en Rutgers y autora principal del estudio.

A qué distancia se van puede depender de qué tan fuerte son los vientos disponibles. Algunas libélulas pueden realizar trayectos relativamente cortos de un lugar a otro, en busca de agua fresca para aparearse y poner sus huevos, mientras que otras pueden viajar distancias muy largas sin parar debido al deslizamiento en poderosos vientos de gran altitud, o incluso vientos de fuerza huracanada.

Se necesita más investigación para reunir las pruebas necesarias para demostrar plenamente esta nueva hipótesis sobre los viajes a través de los vientos de gran altitud, pero el rango de migración aproximado de las libélulas el cual se acerca a los 7,000 kilómetros, las pone muy por delante de cualquier otro insecto migratorio. Incluso supera el histórico vuelo de Charles Lindbergh a través del Atlántico. No está mal para un compañero de apenas una pulgada y media de largo.