La Tierra Puede Estar Formada Por 2 Planetas

La Tierra Puede Estar Formada Por 2 Planetas

COMPARTIR
Planeta Tierra colisión Theia

Científicos de la UCLA han descubierto que la Tierra se compone de dos planetas: Tierra y Theia. Theia, un protoplaneta del tamaño de Marte, chocó contra la Tierra hace 4.5 millones de años, cuando la Tierra tenía sólo 100 millones de años. Anteriormente, la hipótesis del gran impacto sugería que Theia había rozado la Tierra, desprendiendo un trozo. Ese trozo, según la teoría, se convirtió en la Luna. Theia después continuó en su viaje a través del espacio.

Sin embargo, esta nueva investigación, publicada en la revista Science, sugiere que cuando Theia chocó con la Tierra, golpeó directamente y se fundió con el planeta en lugar de continuar su viaje a través del cosmos. Eso significa que Theia todavía está aquí, debajo de nuestros pies. Es una parte de la Tierra.

El estudio, que fue financiado por la NASA, el Observatorio de Carbono Profundo y una subvención del Consejo Europeo de Investigación, se centró en la comparación entre la materia de las rocas lunares y de la Tierra. Los hallazgos llevaron al equipo de investigación a la conclusión de que la Tierra y la Luna son tan similares debido a que la Luna fue creada al mismo tiempo que Theia impactó y alteró a la Tierra.

Richard Young, investigador principal del estudio y profesor de geoquímica y cosmoquímica, dice que, tras el impacto, “Theia se mezcló a fondo tanto en la Tierra y la Luna, y se dispersó uniformemente entre ellos.”

Rocas Lunares

La naturaleza idéntica entre la materia encontrada en la Luna y la Tierra ha confundido a los científicos en la comprensión de la relación entre los dos cuerpos planetarios desde hace tiempo. Para tratar de conseguir un control firme sobre las diferencias esperadas, Young y su equipo compararon siete rocas lunares (traídas por las misiones Apolo 12, 15 y 17) con cinco rocas de la Tierra. Las rocas terrestres se obtuvieron a partir del manto terrestre en Hawai y Arizona. De acuerdo con la UCLA, ” el equipo de investigación de Young utiliza la tecnología y las técnicas más avanzadas para realizar mediciones cuidadosas y extraordinariamente precisas, y las verificó con el nuevo espectrómetro de masas de la UCLA.”

Mediante el estudio de los rastros químicos de los átomos de oxígeno de las rocas, Young y su equipo fueron capaces de determinar que la Luna y la Tierra, resultaron de un mismo evento: la colisión y fusión de Theia con la Tierra. Young añadió, “Esto explica por qué no vemos rastros diferentes de Theia en la Luna frente a la Tierra.”

El choque frontal también plantea preguntas sobre el origen del agua en la Tierra. Young sugiere que el agua podría haber estado presente antes del impacto con Theia, o podría haber sido traído a la Tierra por impactos de asteroides ricos en agua millones de años más tarde. Young hizo el comentario que, “las colisiones entre cuerpos en crecimiento se producían con mucha frecuencia en ese entonces”. Young señala que Marte parece haber escapado a cualquiera de dichos impactos – por lo que sabemos.

Young también ofrece información sobre el planeta que podría haber sido. Si Theia no se hubiera colisionado y fusionado con la Tierra, podría haber evolucionado de ser un embrión planetario en un verdadero planeta. Sin embargo, debemos estar agradecidos de que hace 4.5 millones de años Theia nos haya encontrado. Sin ella, no tendríamos la Luna, y la vida tal como la conocemos no existiría.