¿Qué es el Desarrollo Sustentable?

¿Qué es el Desarrollo Sustentable?

COMPARTIR
Desarrollo Sustentable

Como simple definición de desarrollo sustentable, se podría decir que es ‘la habilidad de mantenerse’ o ‘la capacidad de soportar’. Podemos entender que la sustentabilidad es un sistema en cual se trata de equilibrar tres elementos:

  1. La sociedad
  2. El medio ambiente
  3. La economía

 

Al lograr el equilibrio en el sistema, se consigue la armonía entre las tres partes y es posible lograr que el sistema se mantenga a través del tiempo. Es muy importante saber que es necesario un ambiente saludable y equilibrado para que los seres humanos podamos subsistir.

La sustentabilidad se presenta como la mejor alternativa para que la sociedad pueda prosperar en un futuro, las personas así como las empresas tienen una responsabilidad social, en aportar su granito de arena para vivir en un sistema más amigable para todos. El desarrollo sustentable es así un estilo de vida, el cual puedes aplicar en tu casa, tu trabajo y en muchos otros aspectos los cuales pueden ayudar a mejorar su comunidad o sus ciudades.

Con esta medida podemos evitar que nuestro ecosistema se siga deteriorando, al mismo tiempo que nos presenta bastantes beneficios inmediatos y a futuro. De otra manera la raza humana podría estar destinada a pasar por una escasez de recursos o algo peor como la destrucción entera de ecosistemas.

Desde que se empezó a usar propiamente el término por las Naciones Unidas en 1987, se ha vuelto muy popular el tema. Sin embargo hoy en día el daño al ambiente sigue siendo mayor a lo que se regenera, por lo que si no tomamos las medidas necesarias el día de hoy, es muy posible que en un futuro afrontemos grandes problemas.

La sustentabilidad en las empresas

A través de las diferentes prácticas de sustentabilidad dentro de varias empresas se ha podido comprobar que el beneficio va más allá del uso eficiente de los recursos, lo cual representa un ahorro considerable en la empresa, sino también que también se logra un ambiente más agradable dentro de la organización e incluso una mayor aceptación por parte del público consumidor.

La sociedad y la ecología

Un ambiente verde suele ser sinónimo de tranquilidad y de bienestar, es así como a medida que vamos integrando nuestro entorno a la naturaleza se pueden observar una respuesta más positiva por parte de los usuarios del edificio o el área pública en la que se hayan aplicado los principios de la sustentabilidad. Tenemos que promover una cultura para lograr un desarrollo con bases sustentables, en el cual debemos trabajar juntos sociedad y gobierno, esto por supuesto significa que debemos afrontar los retos que ello implica, como lo es la regulación de leyes nacionales e internacionales, la planificación urbana y del transporte, al mismo tiempo que fomentamos las bases para generar estilos de vida con un consumismo local y más ético.

Componentes del desarrollo sostenible

En los últimos años se ha decidido como respuesta promover la integración de tres elementos para formar el desarrollo sostenible – el desarrollo económico, el desarrollo social y la protección del medio ambiente. Esta visión está ilustrada con tres círculos entrelazados en los cuales uno depende del otro. Estos tres pilares se han quedado como la base en los sistemas de las diferentes certificaciones y estándares de sustentabilidad.

Desarrollo sustentable un gran impacto ambiental

Ecosistemas saludables proveen de servicios vitales para los seres humanos y otros organismos. Hay dos maneras principales en las que las personas podemos reducir el impacto negativo en el ambiente, la primera de estas es la administración ambiental. Este enfoque se basa en mucha información obtenida de las ciencias ambientales y la conservación biológica. Sin embargo, esta ‘administración’ se da después de una serie de efectos indirectos causales, iniciados principalmente por el consumo humano. Así que un segundo enfoque en el cual se administre el uso de los recursos.
La administración en el consumo de recursos del hombre es un enfoque basado principalmente en la economía. Este enfoque sugiere tres claves principales en la sustentabilidad ambiental:

  • Los recursos renovables deben producir cosechas sustentables
  • Para los recursos no renovables, deben desarrollarse sustitutos renovables
  • La generación de residuos no debe exceder la capacidad asimilativa del ambiente