La contaminación acústica es la presencia de ruidos o vibraciones, no importan el emisor.

¿Qué es la contaminación acústica?

Año tras año se siguen sumando las actividades que se llevan a cabo en las ciudades, principalmente debido a la expansión demográfica, al generarse este dinamismo con ello también estamos produciendo más ruido.

La contaminación acústica se define como:

“ La presencia en el ambiente de ruidos o vibraciones, cualquiera que sea el emisor acústico que los origine, que impliquen molestia, riesgo o daño para las personas, para el desarrollo de sus actividades o para los bienes de cualquier naturaleza, también se les considera contaminación cuando causen efectos significativos sobre el medio ambiente.”

Teniendo esto en cuenta la OMS (Organización Mundial de la Salud) publicó una lista donde aparecen las ciudades más ruidosas del mundo, ubicando a Tokio, Nagasaki y Nueva York en los primeros lugares. Cabe destacar que España es el país con mayor contaminación en Europa y Buenos Aires se encuentra en la cuarta posición de las ciudades a nivel mundial.

¿Cómo se mide el ruido?

Los diferentes niveles de ruido se clasifican según su intensidad y potencia. Estos niveles se miden generalmente con los decibeles (dB). Esta medida pretende crear una escala basando el 0, en el nivel mínimo de sonido capaz de ser captado por el oído humano.

La escala de ruido medido en decibeles conforme al oído humano es:

  • 0  Nivel mínimo de audición
  • 10-30  Nivel de ruido bajo equivalente a una conversación baja
  • 30-50  Nivel de ruido bajo equivalente a una conversación normal
  • 55  Nivel de confort acústico en promedio
  • 65  Nivel máximo permitido de tolerancia acústica establecido por la OMS
  • 65- 75  Ruido molesto equivalente a una calle con tráfico, televisión alta…
  • 75-100  Comienzan daños en el oído que producen sensaciones molestas y nerviosismo
  • 100-120  Riesgo de sordera
  • 120  Umbral de dolor acústico
  • 140 Nivel máximo que el oído humano puede soportar

Escala de decibeles representando los diferentes niveles de sonido

¿Cuáles son las principales fuentes de contaminación acústica?

Hoy en día, considerando la cantidad de personas que habitan una ciudad, principalmente en aquellas zonas donde existe una alta densidad demográfica. El ruido proviene de una gran variedad de fuentes, pero principalmente las podemos englobar en cuatro categorías:

  1. Circulación de vehículos, transporte  80%
  2. Obras y construcciones industriales 10%
  3. Ferrocarriles 6%
  4. Bares, música, lugares de entretenimiento 4%

% = Porcentaje del Ruido Total en la ciudad

Se destacan como zonas de mayor contaminación acústica, aquellas que se encuentran cerca de las vías del tren, autopistas, aeropuertos, vías rápidas o zonas industriales. Por lo cual es de vital importancia que se tenga una buena planificación en donde se evite que estas zonas se encuentren cerca de zonas habitacionales y de oficinas.

¿Qué consecuencias en la salud produce la contaminación acústica?

La OMS ha declarado de forma consistente que el ruido en exceso tiene efectos adversos sobre la salud y puede tener efectos físicos así como psicológicos.

A diferencia de otros contaminantes, el efecto perjudicial que produce el ruido excesivo se va generando de manera paulatina y progresiva. Produciendo problemas en el estado mental de los individuos expuestos a estas condiciones.

Los ruidos por arriba de los 80 dB pueden provocar un gran estrés y otros efectos perjudiciales como lo son:

  • Dolor de cabeza
  • Dificultad para comunicarse
  • Disminución de la capacidad auditiva
  • Perturbación del sueño y del descanso
  • Estrés, fatiga, depresión, nerviosismo
  • Gastritis
  • Disfunción sexual

¿Cómo aislar mi casa del ruido?

Una de las maneras más efectivas para aislar tu casa o edificio de los ruidos del exterior, así como de otros elementos externos es a través del uso de una azotea verde. De esta manera tendrás un hogar fresco al mismo tiempo que se crea una barrera aislante la cual previene la entrada de muchas vibraciones sonoras.

Si a ello le agregas el uso de muros verdes y vidrios de doble capa en las ventanas, podrás estar seguro que te encontraras en un lugar muy aislado, libre de todos los distractores y elementos nocivos que en ocasiones se encuentran en el exterior.

¿Cómo podemos disminuir la contaminación acústica?

  • Evitar el uso de fuegos artificiales
  • Pasear por la vía pública sin hacer ruido excesivo o innecesario
  • Procurar no escuchar música o ver la TV con el volumen muy alto
  • Reducir el uso de vehículos de motor y utilizarlos a menos que sea imprescindible
  • Evitar realizar actividades ruidosas en la noche y respetar el horario de descanso de los demás

Todos los individuos que conformamos la sociedad, tenemos la responsabilidad de buscar maneras de reducir nuestra contribución a este tipo de contaminación. Debemos respetar nuestro entorno y a las demás personas que lo habitan.

Tenemos implementar prácticas sustentables, a través de una planificación urbana que tome en cuenta la salud de las personas y conserve las áreas verdes.  Al llevar a cabo esta planificación es necesario tener como prioridad el desarrollo adecuado de las personas, ya sea en el trabajo, en sus casas o al momento de transportarse.

Una vez que desarrollemos una cultura de respeto al medio ambiente en nuestras comunidades, habrá una mejora en las condiciones de vida de la población en general.

Leer más: ‘¿Qué es el Desarrollo Sustentable?’ »

 

Referencias: Línea VerdeNoise Control