Botella hecha de fibra de madera

La cervecera danesa Carlsberg se está asociando con la empresa de empaquetado ecoXpac, el Fondo de Innovación de Dinamarca y la Universidad Técnica de Dinamarca para crear la primera botella totalmente biodegradable del mundo.

En lo que será un proyecto de tres años, la compañía espera crear lo que llama la Botella Verde de Fibra (Green Fiber Bottle), un envase de bebida hecho de fibra de madera proveniente de fuentes sostenibles. Eso significa que, a diferencia del plástico y vidrio, materiales que tienen que ser reciclados activamente por los consumidores (que lamentablemente no hacen un gran trabajo de reciclaje), la botella verde de fibra se descompone por su cuenta, sin pasar unos cuantos cientos de años en el vertedero.

Pero ¿qué tanta diferencia puede hacer una mejor botella? En 2013, el Grupo Carlsberg vendió 36 mil millones de botellas de cerveza en más de 150 países. Sin embargo, Jim Daniell, director de Relaciones Internacionales de los medios de comunicación y gestión de la reputación en Carlsberg, nos dice que la nueva botella, si tiene éxito, no reemplazar todas las botellas de Carlsberg existentes.

“Es pronto todavía, ya que este es un proyecto de desarrollo de tres años”, dijo Daniell. “Pero la idea sería tener la botella verde de fibra como una opción de embalaje. Es importante dar a los consumidores una gama de opciones que sean sostenibles y convenientes, de acuerdo a sus necesidades. Aquí en Dinamarca, por ejemplo, la botella de vidrio retornable es también una solución sostenible. Está muy bien integrada en la vida cotidiana y la cultura, con botellas de cerveza de vidrio a menudo siendo lavadas y re-utilizadas más de 30 veces antes de ser finalmente reciclados, por lo que nos gustaría ofrecer ambas opciones a nuestros clientes. ”

En los Estados Unidos, la botella verde de fibra podría ser una mejor solución, ya que sólo el 28 por ciento del vidrio se recicló en el 2012, según la EPA.

Y Carlsberg no está interesado en mantener esta nueva tecnología confidencial. Daniell dijo a MNN, “Si bien estamos tomando un papel de liderazgo, en última instancia, esperamos que el mayor número posible de empresas sean capaces de tomar ventaja de esta tecnología en el futuro.”

Más embalaje sostenible podría hacer maravillas para la empresa. Según su informe anual de 2013, el embalaje representa alrededor del 45 por ciento de las emisiones de CO2 de Carlsberg de extremo a extremo, y es uno de los mayores factores del aumento de los costos. Además de estar hecha de materiales ecológicos, es probable que la botella sea ligera, lo que incidiría en la huella ambiental de la empresa. Menos peso por botella significaría que las botellas requerirían menos energía en el proceso de envío.

Andraea Dawson-Shepherd, vicepresidente de asuntos corporativos, dijo acerca de la iniciativa: “En Carlsberg somos firmes creyentes en la importancia de una economía circular para asegurar el crecimiento futuro sostenible y el desarrollo en nuestro planeta, y el anuncio de hoy es una excelente noticia. Si el proyecto llega a buen término, y creemos que lo hará, marcará un cambio radical en nuestras opciones para el envasado de líquidos, y será otro paso importante en nuestro camino hacia una economía circular de cero residuos.”

Carlsberg hizo el anuncio al hablar de sostenibilidad durante el Wasteless Supply Panel en el Foro Económico Mundial de Davos. Esta iniciativa forma parte de la Comunidad Circular Carlsberg (CCC), “una cooperación entre Carlsberg y socios seleccionados, cuyo objetivo es perseguir una economía circular cero residuos utilizando una nueva estrategia en el marco de desarrollo y comercialización de nuevos productos.”