Animales Revividos Después de 30 años en Criogenia

Animales Revividos Después de 30 años en Criogenia

COMPARTIR
Tardígrado

Animales que fueron recolectados en la Antártida en 1983 y los cuales se mantuvieron congelados en un laboratorio durante más de 30 años, milagrosamente han vuelto a la vida después de haber sido descongelados y rehidratados, según un artículo publicado en la revista ‘Cryobiology’.

El animal en cuestión era una especie de tardígrado, un micro animal de ocho patas, conocido por ser uno de los sobrevivientes más resistentes en el reino animal. Aunque ya se sabía que estas criaturas son capaces de sobrevivir al calor, frío, y presiones extremas, a la radiación, e incluso al vacío del espacio; pero ahora con la capacidad de reanimarse después de 30 años de haber estado congelado establece un nuevo punto de referencia.

Los investigadores esperan que el estudio de estos notables sobrevivientes puede conducir a avances en la criobiología.

“Queremos desentrañar el mecanismo para la supervivencia a largo plazo, mirando en los daños al ADN de los tardígrados y su capacidad para repararlo”, dijo Megumu Tsujimoto, investigador postdoctoral en el Instituto Nacional de Investigación Polar en Tokio.

Los tardígrados, también conocidos como “osos de agua”, no tienen mucho en común con los grandes mamíferos peludos que comparten su mismo nombre, excepto en una sola cuestión: Ambos, los tardígrados y los osos, son capaces de un tipo de hibernación. Pero los tardígrados llevan la hibernación a un nivel completamente diferente. Estas criaturas meten la cabeza y las piernas formando una píldora de indestructibilidad. Durante este estado de animación suspendida, llamado “criptobiosis”, pueden ralentizar su metabolismo a menos del 0.01 por ciento de su ritmo normal y deshacerse del 95 por ciento o más de su agua.

Oso de agua

Se ha demostrado que, si bien en su forma de ‘píldora’, los tardígrados pueden soportar el agua hirviendo o temperaturas bajo cero. La longitud del tiempo en las que son capaces de sobrevivir estas condiciones todavía falta ser probada. Parece que estos seres son verdaderamente imperecederos.

Los tardígrados que sobrevivieron este experimento fueron apodados de cariño Bella Durmiente 1 y 2 (SB-1 y SB-2 por sus siglas en inglés). Desde su recolección, fueron mantenidos a una temperatura constante de -20 grados centígrados. Durante el proceso de descongelación, se colocaron en placas de cultivo que fueron suministradas con alimento de algas y humedad.

Los investigadores describen el proceso de recuperación en su artículo de la siguiente manera: “SB-1 primero mostró un ligero movimiento en su cuarto par de patas en el primer día después de la rehidratación. Este avanzó a la torsión del cuerpo desde el día 5, junto con el movimiento en su primer y segundo par de patas, pero los movimientos seguían siendo lentos. Después empezó a tratar de elevarse en el día 6, SB-1 comenzó a arrastrarse lentamente sobre la superficie de la placa de cultivo el día 9, y empezó a comer el alimento de algas proporcionado en la placa de cultivo para el día 13. ”

SB-2 comenzó a patalear al mismo tiempo que SB-1, pero cerca de las dos semanas, dejó de comer y finalmente murió. SB-1, por otro lado, prosperó. De hecho, SB-1 aparentemente no sólo resucito de los muertos como nuevo, si no que pronto comenzó a producir huevos que eclosionaron con éxito en la descendencia, y los descendientes llegaron a producir descendencia propia.

Los investigadores no están seguros exactamente de qué fue lo que diferenció a los dos tardígrados, pero es bastante notable que ambos hayan sobrevivido al congelamiento. Quizás por eso no sea ninguna sorpresa que estas criaturas puedan ser encontradas casi en cualquier parte del mundo, desde lo alto de la cordillera del Himalaya a las profundidades del mar, y desde las regiones polares hasta el ecuador.

Puede que estos increíbles seres representen la forma de vida más perfecta (en términos de supervivencia) que haya pisado la Tierra.