Mitos del maíz

No hay nada como una mazorca de maíz dulce en el verano. Pero a pesar de que nadie niega que el maíz es una delicia, ya sea dorado a la parrilla, horneado o al vapor, todo parece indicar que hay algunos mitos que persisten sobre la salubridad de este vegetal. Después de todo, algo tan dulce y delicioso sin duda tiene que tener un lado negativo, ¿no?.

No es así. En una entrevista con la dietista Jennifer McDaniel, una portavoz de la Academia de Nutrición, aclaró algunos de los principales conceptos erróneos que rodean al maíz dulce. A continuación presentamos cuatro mitos del maíz en los que debe dejar de creer:

Mito 1: El maíz es poco saludable

¡No! El maíz es un vegetal que contiene nutrientes, y una mazorca sin duda cuenta como una de tus porciones diarias de verduras. La idea de que el maíz es poco saludable probablemente se produjo porque el maíz tiene un alto contenido en almidón, el cual es un hidrato de carbono. “Y debido a  que se le ha hecho una mala publicidad a los carbohidratos, el maíz es señalado como poco saludable, junto con la deliciosa papa”.

Mito 2: Tu cuerpo no puede digerir el maíz  y eso es malo

Si bien es cierto que el maíz tiene altas cantidades de fibra insoluble (es decir, el tipo de fibra que pasa por el cuerpo intacta) esto no es algo malo . Claro, si comes una gran cantidad de maíz, es posible que se vea algo de ello en las heces, pero se ha demostrado a través de investigaciones que la fibra insoluble ayuda a alimentar a las bacterias “beneficiosas” en el intestino. “Si estamos buscando conseguir un montón de buena fibra en nuestra dieta, es bueno que el maíz tenga una mayor proporción de fibra insoluble a soluble porque alimenta las buenas bacterias intestinales en nuestro cuerpo”, explica.

Mito 3: El maíz no es una buena fuente de nutrientes

Las verduras como la col rizada y las espinacas pueden tener mejor reputación como las estrellas en la nutrición, pero el maíz tiene algo que aportar también. El maíz contiene ciertas vitaminas del complejo B y la vitamina C, así como magnesio y potasio. El maíz amarillo es también una buena fuente de dos antioxidantes, zeaxantina y luteína, que son buenos para la salud ocular, explicó la nutrióloga.

Mito 4: No debes comer maíz porque tiene niveles altos de azúcar

No te mantienes alejado de los plátanos porque piensas que son altos en azúcar, ¿verdad? Entonces ¿por qué deberías hacer lo mismo con el maíz? Un plátano contiene aproximadamente la misma cantidad de calorías que una mazorca de maíz, alrededor de 110, sin embargo, tiene dos o tres veces la cantidad de azúcar. Una mazorca de maíz tiene alrededor de 6 a 8 gramos de azúcar, mientras que un plátano tiene aproximadamente 15.